"Vayan por el mundo y anuncien la Buena Nueva a toda la creación"
(Mc. 16,15)


[Trasfondo]  [¿Qué hacemos]  [Objetivos]  [Nuestra Coordinadora]
[¿Cómo se forman las Comunidades de Oración en las parroquias]
[Misión Parroquial]  [Comunidades Establecidas]  [Cómo se Dirigen]  [Comunidades en Acción]


TRASFONDO

Se fundaron en el año 1989 en la Parroquia Corazón de Jesús en la Diócesis de Ponce.

A través de los años, las Comunidades de Oración han sido un instrumento de conversión y crecimiento espiritual para las personas que se reúnen semanalmente.

En comunidad vivimos la presencia de Dios y la solidaridad con nuestros hermanos.

El equipo dirigente está constituido por un Coordinador General, Coordinadores Misioneros y Responsables de las Comunidades.

 

 


Propósito: Crecer cada día mas a la altura de Jesucristo.

Rasgos de Jesús:
Actitudes: amable, generosidad, apertura a los demás acogía a todos (2da Cor. 8,9)

Carácter: humilde y alegre (Mt. 11, 29)

Lenguaje: suave, tierno (Mt. 4, 25; 27,14). Muchas veces daba la callada por respuesta, guardaba silencio, hablaba con autoridad.

Ante las dificultades y contrariedades de la vida, paciencia, serenidad, paz.

Estilo de vida: sencillo, modesto (Le. 9, 58).

Frutos: la caridad (Jn. 13, 33-35). Vivió incondicionalmente el amor divino. Entrega, desprendimiento, disposición absoluta (Jn.19, 30), fidelidad (I Co. 1,9; Rom. 12,11).

Ser cristiano significa revestirse de Cristo y tener sus mismos sentimientos y actitudes en la vida y conducta. Significa vivir la fe robusta, esperanza alegre y caridad ardiente, es la estructura personal de cristiano, su vida nueva en Cristo vencedor del pecado y de todo lo que produce la muerte.
“Pónganse, pues él vestido que conviene a los elegidos de Dios, sus santos muy queridos: la compasión tierna, la bondad, la humildad, la mansedumbre, la paciencia....” (Col. 3, 12-13)
 

PAPA FRANCISCO

¿Conocen ya la oración de los cinco dedos?

Muy conocida, práctica, sencilla y llena de amor. El autor es el Papa Francisco (cuando era obispo de Argentina). Hermosa...:

  1. El dedo pulgar es el que está más cerca de ti. Así que comienza orando por aquéllos que están más unidos a ti. Son los más fáciles de recordar. Orar por los que amamos es "una dulce tarea."
  2. El próximo dedo es el índice: Ora por los que enseñan, instruyen y curan. Ellos necesitan apoyo y sabiduría al conducir a otros por la dirección correcta. Mantenlos en tus oraciones.
  3. El siguiente dedo es el más alto. Nos recuerda a nuestros líderes, a los gobernantes, a quienes tienen autoridad. Ellos necesitan la dirección divina.
  4. El próximo dedo es el del anillo. Sorprendentemente, éste es nuestro dedo más débil. Él nos recuerda orar por los débiles, enfermos o atormentados por problemas. Ellos necesitan tus oraciones.
  5. Y finalmente tenemos nuestro dedo pequeño, el más pequeño de todos. El meñique debería recordarte orar por ti mismo. Cuando hayas terminado de orar por los primeros cuatro grupos, tus propias necesidades aparecerán en una perspectiva correcta y estarás preparado para orar por ti mismo de una manera más efectiva.

AMÉN.


¡VEN A CRECER EN LA EXPERIENCIA DEL AMOR DE DIOS!

Para unirse a la Comunidad de Oración de su Parroquia, o para coordinar una Misión en su comunidad, puede comunicarse con el equipo Misionero.

GILDA CRUZ BATIZ
Coordinadora General
Tel. (787) 843-8207