(Entrada)
TESTIGOS

Nos envías por el mundo
a anunciar la Buena Nueva. (2)
Mil antorchas encendidas
y una nueva primavera. (2)

Si la sal se vuelve sosa
¿quién podrá salar el mundo? (2)
Nuestra vida es levadura,
nuestro amor será fecundo. (2)

Siendo siempre tus testigos
cumpliremos el destino. (2)
Sembraremos de esperanza
y alegría los caminos. (2)

Cuanto soy y cuanto tengo,
la ilusión y el desaliento. (2)
Yo te ofrezco mi semilla,
y Tú pones el fermento. (2)